En esta segunda entrega de las descripciones de los diferentes tipos de ataques informáticos vamos a conocer a un ataque llamado RFI (Remote File Inclusion). El RFI es uno de los ataques favoritos contra (o a través) de páginas web para los hackers, en 2011 se situó entre los cuatro ataques más comunes contra páginas web. Este tipo de ataques es tan popular ya que a través de una explotación exitosa de la vulnerabilidad obtener el control del servidor de la web y además permite un realizar defacements de manera relativamente sencilla. Recordemos el gran ataque contra blogs WordPress que tuvo lugar hace unos meses, este tuvo lugar por culpa de una vulnerabilidad LFI en un add-on de WordPress.

Internet es tal y como la conocemos gracias a una serie de tecnologías clave, como la que nos ocupa en este artículo, DNS. El DNS o Domain Name System es un sistema de nomenclatura que se encarga de traducir las direcciones IP conectadas a Internet a nombres legibles para las personas y de mantener de manera distribuida una base de datos que asocia nombres a información de dominios. Pues, para abrir la sección de ataques informáticos, vamos a ocuparnos de un agujero en la seguridad DNS descubierto por varios investigadores de la Universidad de Tsinghua, la Universidad de Oregon, la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad de Georgia, que permite tal y como ellos mismos llamaron los Ghost Domains.